Batiscafo

Potenciar a tradución dos poetas que escriben en galego, e crear unha liña de incidencia nos ámbitos de lectura en castelán, é o obxectivo de Batiscafo, o novo selo editorial que impulsa Chan da Pólvora Editora. //Potenciar la traducción de poetas que escriben en gallego, y crear una línea de incidencia en ámbitos de lectura en castellano, es el objetivo de Batiscafo, el nuevo sello editorial que impulsa Chan da Pólvora Editora.


 

 

El Mundo de los vivos, Samuel Solleiro en plenitud

El segundo volumen de Batiscafo, previsto para el cuarto trimestre del año, será la traducción al castellano de O mundo dos vivos, de Samuel Solleiro, que realiza el propio autor.

Pocos libros resultan tan conmovedores como El mundo de los vivos, con el que Solleiro regresó a la poesía doce años después de escribir Punk, un título de culto para toda una generación. El libro se construye contra la significación excesiva y el riesgo de que las metáforas devoren el mundo. Solleiro nos enfrenta a una manera sorprendente al poema cuando, más que nunca, es necesario abordarlo por caminos sin trillar.


Los ‘Seis poemas gallegos’ de Lorca como nunca antes los habías leído

¿Es posible a estas alturas descubrir versos de Lorca que no se hubiesen publicado? La respuesta resulta sorprendente: si, es posible. En 1935, aparecieron en Nós, la editorial más importante del galleguismo durante la República, sus Seis poemas galegos, que Eduardo Blanco Amor –escritor y amigo del poeta– se encargó de publicar. El trabajo no estuvo exento desde el principio de polémica ya que él no se limitó a reproducir los textos como llegaron a sus manos sino que hizo sus particulares aportaciones. Con todo, Blanco Amor conservó esos originales, autógrafos de Lorca y apógrafos de Ernesto Guerra da Cal que Batiscafo recupera ahora en una edición crítica y bilingüe para leer el único libro en gallego del poeta andaluz tal y como él lo concibió.

La mayoría de los libros de Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 1898-Víznar, 1936) tuvieron una peripecia singular, desde los Sonetos (inéditos hasta los años ochenta del siglo pasado) a Poeta en Nueva York (publicado con carácter póstumo en el año 1940), pasando por El divan de Tamarit, que empezó a ser imprimido en 1934 pero no acabaría de ver la luz hasta 1940 en Buenos Aires. Los Seis poemas galegos han tenido también complejidad editorial, con múltiples teorías sobre la verosimilitud de que Lorca pudiese escribir en gallego y la hipotética participación de varias manos en su creación. Está claro, no obstante, que la edición de 1935, tomada como modelo para el resto de las publicaciones posteriores, no fue exactamente la que Lorca ideó. No es el único libro del poeta en estas circunstancias debido a que su muerte violenta en 1936 truncó buena parte de las publicaciones que preveía. Pero en el caso de estos seis poemas es posible acercarnos lo más posible al texto original.

La edición ideada por Batiscafo parte de los autógrafos del poeta y los apógrafos de Eduardo Guerra da Cal, que ayudó a Lorca a llevar sus versos al gallego. Los manuscritos fueron conservados por Eduardo Blanco Amor, que se encargó de la primera edición del libro en 1935, publicada por la legendaria editorial Nós, bajo la supervisión de su director, Ánxel Casal, y de Ramón Suárez Picallo. Si nos guiamos por la introducción de Blanco Amor en esta edición, Lorca le encargó a él editar y prologar los textos. La historia, sin embargo, no parece tan sencilla y son muchas las versiones que circulan, todas contrapuestas. En algunas se apunta que Blanco Amor estaba entusiasmado con Lorca e insistió en publicar los poemas. En otras se dice que el encargado de custodiar los textos era Guerra da Cal, con el que Lorca mantuvo una estrecha relación de camaradería. Fuese de una manera u otra, Blanco Amor modificó los textos y eliminó las menciones a Guerra da Cal en ellos. Al mismo tiempo, consciente de su valor documental, guardó los originales.

En nuestra publicación, esos originales aparecen en edición facsimilar y también transcritos, para facilitar su lectura. Se incluye una traducción al castellano, la reproducción en facsímil del libro de 1935 y la propuesta de lectura y actualización del texto realizada por el académico de la RAG Manuel González González y el investigador Luís Cochón Touriño, publicada en 2018. También se presenta un pequeño apéndice de documentación gráfica que permite reconstruir de manera visual el paso de Lorca por Galicia y las personas que, de alguna manera, participaron en la confección y edición de libro. El conjunto supone una aportación definitiva a la fijación del texto, un volumen de gran exigencia científica y cuidada estética destinado a marcar un hito en los estudios lorquianos.